Posicionamiento web Bilbao y comprar reseñas en Google: errores a evitar

¿Su sitio web cayó de la primera página de Google a ninguna parte durante la noche? Cuando se encuentra en el proceso de contratar servicios de posicionamiento web Bilbao, observará que hay multitud de opciones disponibles en todas partes. Desde comprar reseñas Google hasta valorar cuales de los servicios de posicionamiento web son más eficaces. Comprar reseñas puede ser positivo para incrementar su reputación online en Google, pero no para aumentar sus rankings orgánicos.

¿Estás revisando tu ranking y bajando lentamente o no apareciendo?

Errores más comunes

Los algoritmos de Google tienen como objetivo ayudar a las personas a encontrar sitios de “alta calidad” al reducir la clasificación de contenido de baja calidad.

Pero los rankings pueden fluctuar por múltiples razones. A veces se debe a un error humano y se puede prevenir.

Los dueños de negocios me contactan todo el tiempo diciendo:

Siempre he tenido un gran ranking para mi sitio web, se mostró en la parte superior de la página uno y tenía muchos negocios. ¡Entonces algo sucedió!

¿Cómo pudo pasar esto? ¿Y qué puede hacer para solucionar el problema y hacer que el tráfico y los clientes potenciales vuelvan a funcionar?

Desafortunadamente, los errores de SEO pueden ocurrir.

Los internos, los sitios pirateados, el contenido deficiente, los problemas móviles y la mala gestión pueden romper un sitio y devastar un negocio sin previo aviso.

Una vez que una pérdida importante daña e interrumpe un negocio, la batalla como propietario de un sitio acaba de comenzar.

A continuación, encontrará explicaciones más detalladas sobre qué no hacer para mejorar su SEO y clasificación.

Errores de SEO en la página

# 1: Cantidad de contenido en lugar de calidad

El contenido sigue siendo el rey. Si bien hay otros elementos de SEO importantes para llegar a la cima de los motores de búsqueda, el contenido de alta calidad permanece en la parte superior de la lista.

Google dice:

el contenido de baja calidad en algunas partes de un sitio web puede afectar las clasificaciones de todo el sitio y, por lo tanto, eliminar páginas de baja calidad, fusionar o mejorar el contenido de páginas poco profundas individuales a páginas más útiles, o mover páginas de baja calidad a un dominio diferente podría ayudar Las clasificaciones de su contenido de mayor calidad.

Cómo solucionarlo: el primer paso es encontrar el contenido débil en su sitio web. Para hacer esto, puede ir a Google y escribir site: domain.com y ver qué páginas están indexadas en Google. A partir de ahí, determine qué páginas deberían estar allí y si hay páginas que deben eliminarse. Si construyó su sitio a partir de un tema de WordPress, es posible que tenga páginas y páginas de contenido irrelevante indexadas y, lo peor, no tiene nada que ver con su negocio.

# 2: Enlaces no naturales

Los efectos de los esquemas de enlace de baja calidad son silenciosos pero mortales. Los dueños de negocios insospechados pueden estar sujetos a estas sanciones .

Las compañías de SEO poco éticas crean vínculos de retroceso deficientes en sitios de terceros de spam para generar resultados a corto plazo para los clientes. Un poco como steriods para los sitios web.

Pero tenga en cuenta que el equipo de spam de Google puede realizar acciones manuales en enlaces no naturales .

Cuando se realiza una acción manual, Google notificará a través de las Herramientas para webmasters . Si tiene una advertencia de enlaces no naturales a su sitio, es mejor eliminar estos enlaces y solicitar una reconsideración.

Cómo solucionar esto: puede arreglar enlaces no naturales asegurándose de que no pasen el PageRank. Para hacer esto, agregue un rel = “nofollow” o elimine los enlaces por completo.

Después de corregir o eliminar sus enlaces no naturales a su sitio, informe a Google sobre su cambio enviando una solicitud de reconsideración en la Consola de búsqueda .

# 3: Errores generales de SEO

Si está manejando el SEO para su sitio, investigar estas áreas clave lo ayudará a mejorar su problema de SEO.

– Falta de comunicación: antes de entrar en pánico, consulte con su departamento de marketing, departamento de TI o webmaster interno. Una solución de SEO simple podría ser un correo electrónico de distancia.
– Errores de rastreo del sitio: los errores del sitio pueden evitar que su sitio aparezca en los motores de búsqueda. Use las Herramientas para webmasters de Google para encontrar los errores de rastreo de su sitio.
– Cambios en los motores de búsqueda: aprender sobre algoritmos puede ayudar a identificar fluctuaciones recientes en el ranking de sus sitios. Moz tiene un gran registro histórico de actualizaciones de Google .
– Actualizaciones recientes del sitio: si su sitio fue actualizado recientemente por un miembro del equipo, es posible que se haya desencadenado inadvertidamente una falla de seo.
– Actualizaciones recientes de CMS: los sitios de WordPress se someten regularmente a actualizaciones de software de todo el sistema para corregir errores y la explotación. Si su sitio tiene características personalizadas, es posible que una actualización reciente haya provocado un error de seo.
– Nombre de dominio caducado: es posible que su tarjeta de crédito haya caducado y su Registrador de dominio no haya podido cargar su tarjeta para renovar su dominio.

Los grandes eventos deportivos como indicador de pujanza económica y política

Pocos espectáculos en la Historia de la humanidad atraen la atención de tanta gente como los grandes eventos deportivos internacionales. Quizá solo el cine y la ficción televisiva pueden a día de hoy competir en número de espectadores, pero las pruebas deportivas son sin duda el espectáculo por antonomasia. Y los gobiernos de los países lo saben. La última final de la Copa del Mundo de fútbol, la disputada en Johanesburgo, Sudáfrica, el 11 de julio de 2010 fue retransmitida en directo en todo el globo y reunió a más de 700 millones de personas delante del televisor, aproximadamente un 10 por ciento de la población del planeta.

En los últimos años, la celebración de estos acontecimientos se está convirtiendo en una suerte de indicador de qué naciones se encuentran en un proceso de auge económico y político en el panorama internacional. Pese a que compiten con ciudades o estados con economías altamente desarrolladas las últimas sedes de los han sido adjudicadas a los denominados países emergentes. Con la excepción de los Juegos Olímpicos de Londres, los comités de elección de estos eventos han estado optando por confiar la organización a algunas de las economías más pujantes del globo.

Haciendo un breve repaso de dónde se han disputado o se van a celebrar los grandes acontecimientos deportivos se puede trazar un mapa de los países que más fuerte están apostando por labrarse una reputación internacional. En 2008 las Olimpiadas se dieron cita en la capital de China. El país asiático se volcó en ofrecer una imagen de apertura y modernidad a la altura de los rascacielos que ahora pueblan el skyline de sus urbes insignia. China, con su particular sistema político económico que mezcla un autoritarismo pseudocomunista con un modelo capitalista muy potente lleva más de dos décadas en expansión económica. China se gastó más de 40.000 millones de dólares en la organización del evento y creó unas serie de infraestructuras que ya han pasado a la Historia de la arquitectura y el olimpismo.

En 2010, por primera vez en la Historia, África acogía una gran cita internacional de carácter deportivo. Con el precedente del Mundial de rugby de 1995, deporte que no tiene tanta repercusión mediática, Sudáfrica aspiraba a ganarse un puesto entre las grandes potencias emergentes del planeta y ha proclamarse referente económico del continente africano. El país, donde el fútbol es el segundo deporte en importancia acometió una fuerte inversión. Solo en el acondicionamiento de los estadios el gobierno sudafricano se gastó más de 5.000 millones de dólares, varios miles más fueron a parar al desarrollo de la red viaria e infraestructuras de transporte.

Ahora le toca el turno a Brasil. De hecho, el país carioca va a albergar las dos principales citas deportivas internacionales que se celebrarán en los próximos tres años. La primera entre junio y julio de 2014, el Mundial de fútbol del país del balompié. Será la segunda vez en que Brasil acoja la máxima competición de selecciones, después de 64 años. Dos años más tarde, la ciudad de Río de Janeiro será la sede de los XXXI Juego Olímpicos de la era moderna. La determinación del ex presidente Lula da Silva ha embarcado a Brasil en el mayor reto económico y de comunicación de su Historia. La pujanza económica brasileña deberá demostrar que ha conseguido ser suficientemente madura como para organizar en dos años los dos eventos deportivos que más miradas atraen.
Pero la cosa no queda ahí. Mirando un poco más adelante en el tiempo nos encontramos con que Rusia celebrará el campeonato mundial de fútbol en 2018 y tres años antes acogerá la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno (Sochi 2015). El emirato pérsico de Qatar será el primer país árabe en organizar una Copa del Mundo de fútbol ya en 2022. Como decíamos, para descubrir qué países están apostando fuerte por lanzar una imagen de modernidad al mundo solo hay que unir los puntos que conectan las sedes de los grandes eventos deportivos. El resultado es una foto bastante aproximada de la realidad.